Incontinencia Urinaria

/ / Blog
Incontinencia urinaria

La incontinencia de orina afecta a una media del 35,14% de las mujeres en el mundo, mientras que en España la estadística se sitúa entre el 20 y el 50% de la población femenina. La prevalencia de la incontinencia urinaria, nos demuestra que es un problema de salud que afecta a muchísimas mujeres.

Y es que es un mal común y esta “normalizado”. Porque si has sido madre que se te escape el pis es el precio que tienes que pagar por la maternidad o si estas en el proceso de la menopausia es “normal” que tengas pérdidas de orina. 

Es tan habitual entre la población femenina que no paran de bombardearnos en los medios de comunicación con compresas para las pérdidas de orina y no es de extrañar que las modelos de estos anuncios sean cada vez más jóvenes. Así, una madre de 30 o 40 años se ve completamente identificada con la modelo de la publicidad, mujeres activas y jóvenes que padecen de incontinencia urinaria y necesitan una compresa para sobrellevar el problema.

Por este motivo las mujeres que sufren de este tipo de incontinencia, no acuden a un especialista en busca de un posible tratamiento. Creen que no tiene solución y viven con esta disfunción en silencio y desde la vergüenza.

El suelo pélvico, como te he comentado en otras oportunidades, es el encargado de garantizar la continencia. Por lo que cualquier disfunción en esta musculatura, puede afectar su correcto funcionamiento y dar paso a la incontinencia urinaria.

Pero la realidad es que la incontinencia puede ser una disfunción frecuente, común o habitual en las mujeres. Pero eso no quiere decir que sea “normal”.

Empecemos por definir la incontinencia urinaria IU

Aunque parece que esta muy claro, en consulta puedo ver como las mujeres no tienen claro lo que es la incontinencia urinaria.

Según la Sociedad Internacional de Continencia ICS, se considera incontinencia urinaria a cualquier pérdida involuntaria de orina. Esto quiere decir que, cualquier fuga o escape de orina, desde una gota hasta un chorro, en cualquier circunstancia, se considera una incontinencia urinaria. Tendemos a pensar que la incontinencia se refiere a hacernos pis encima y no se refiere únicamente a eso.

Quiero que esto quede claro. Si en alguna circunstancia como estornudar o toser pierdes orina, aunque solo sea una gota, se considera incontinencia urinaria. Pero no se queda aquí. Hay que definir los diferentes tipo de incontinencia.

Tipos de incontinencia urinaria

Incontiencia urinaria de esfuerzo IUE

La incontinencia urinaria de esfuerzo, supone la pérdida involuntaria de orina durante la realización de un esfuerzo. Se puede considerar un esfuerzo toser, estornudar, gritar, saltar, correr, etc.

La continencia se garantiza cuando la presión de cierre uretral es mayor que la presión de la vejiga. Cuando realizamos un esfuerzo, la presión intrabdominal aumenta, por lo que también aumenta la presión de la vejiga y para garantizar la continencia, debe realizarse un trabajo conjunto entre el esfínter de la uretra y el suelo pélvico. Este trabajo suele realizarlo el cuerpo de forma refleja y automática. Pero si por el motivo que sea estas estructuras no responden de la forma adecuada, aparece la incontinencia urinaria de esfuerzo.

Causas de la IUE

  • Disfunción del esfínter de la uretra.
  • Instabilidad o hipermovilidad de la uretra.
  • Alteraciones en la contracción muscular, falta de propiocepción o conciencia corporal y del control motor de los músculos del suelo pélvico.
  • Debilidad o hipotonía del suelo pélvico.
  • El estreñimiento.
  • Actividades deportivas hiperpresivas, como correr, los abdominales tradicionales o el crossfit.
  • La tos crónica.
  • La obesidad.

Incontinencia urinaria de urgencia IUU

La incontinencia urinaria de urgencia, es la pérdida de orina involuntaria acompañada o precedida por una urgencia miccional. La urgencia se caracteriza por un deseo repentino de orinar que no puede ser controlado con facilidad. Además este tipo de incontinencia también esta relacionada con el aumento de la frecuencia miccional diurna o nocturna. Se considera que existe un aumento de la frecuencia miccional cuando hay que acudir al servicio más de 7 a 8 veces al día. Aunque esto varía dependiendo de la alimentación y la ingesta de líquidos.

Suele estar relacionada con la vejiga hiperactiva o síndrome de urgencia, que según la ICS, se refiere a la asociación de síntomas de urgencia y el aumento de la frecuencia miccional, con o sin incontinencia de orina de urgencia.

Incontinencia urinaria mixta

Es la pérdida de orina relacionada con la urgencia miccional y con el esfuerzo, es decir, coexisten los dos tipos de incontinencia urinaria al mismo tiempo. Suele ser más frecuente que la incontinencia urinaria de urgencia pura.

La incontinencia tiene solución

Si has llegado hasta aquí, quiero decirte que la incontiencia urinaria tiene tratamiento y puede solucionarse. Es necesario que visites a un profesional especializado en suelo pélvico.

Recomendaciones

  • Mantén tu suelo pélvico en forma.
  • Conoce tu rutina miccional, sólo así notarás si ocurre algún cambio.
  • Evita hacer pis por si acaso (hacer pis antes de salir de casa aunque no tengas ganas).
  • Intenta evitar el alcohol y el café, son estimulantes de la vejiga.
  • Evita usar ropa muy ajustada.
  • Mantén una dieta equilibrada y evita el estreñimiento.
  • Evita los ejercicios hiperpresivos.

Fisioterapia del suelo pélvico

La fisioterapia del suelo pélvico es mucho más que los ejercicios de Kegel. Como has podido ver, la incontinencia urinaria puede tener diferentes causas y desde la fisioterapia podemos buscar el origen de tu disfunción y darte recursos para recuperar tu calidad de vida.

¡No te conforme y busca ayuda! Si tienes cualquier duda, escríbeme a d.tavares@sueloconsciente.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.