Dónde está tu suelo pélvico ¿Sabes ubicarlo?

/ / Blog
donde-esta-tu-suelo-pelvico

Descubre tu suelo pélvico, la base de la pelvis y tus genitales. Tener una imagen visual clara de esta musculatura, va a permitir que la integres en tu esquema corporal.

Ya hemos hablado sobre, ¿Qué es el suelo pélvico? Pero, ¿sabes dónde encontrarlo?

Explorarnos es fundamental para conocernos y vivir con nuestro cuerpo de una forma consciente. En esa consciencia corporal, radica nuestra libertad para disfrutar de nuestro cuerpo sin tabúes ni complejos.

Por eso quiero darte una guía para que vivas la aventura de explorar tu cuerpo y tus genitales. Descubrirás tu suelo pélvico, tu vulva y la base de la pelvis. 

Para empezar a explorarte necesitas:

  • Tener muchas ganas de descubrirte.
  • Tiempo de calidad para dedicarlo a esta actividad (sin interrupciones).
  • Un lugar íntimo, cómodo y bien iluminado (recomiendo una habitación).
  • Algo de música, preferiblemente relajante.
  • Un espejo de mano.
  • Un espejo de pared.

Ahora sigue estos pasos

Observa tu cuerpo

  • Lo primero que vas a hacer es desnudarte. Mírate al espejo y observa tu cuerpo: de frente, de lado e intenta verlo por detrás.
  • Coge el espejo de mano, separa tus piernas y coloca el espejo entre ellas. Mira tu vulva. Sin juzgar. Solo obsérvala.

Descubre la base de tu pelvis

  • Ubica tu monte de Venus: busca sobre tu vello púbico un punto duro, esa es la sínfisis del pubis.
  • Ahora busca el cóccix: el último hueso de la columna vertebral, esta por detrás de ano. Notarás una especie de saliente puntiagudo.
  • Busca tus isquiones: son los huesos que tienes debajo de los glúteos; tienen una forma ovalada. Toca en profundidad tus glúteos hasta que notes esos huesos de los que te estoy hablando.

Esas zonas duras que has palpado son los huesos que conforman la base de la pelvis. La sínfisis del pubis por delante, el cóccix por detrás y los isquiones por los lados.

El espacio que hay en medio de estos huesos está tapizado por los músculos del suelo pélvico; por eso al principio decíamos que el suelo pélvico cierra la base de la pelvis.

Partes de la vulva
Ilustración por: keylanox

Descubre tus genitales

  • Coloca el espejo entre las piernas. Observa de nuevo tu vulva; mira tus labios externos, tus labios internos, descubre tu clítoris, mira el capuchón que lo cubre, llévalo hacia atrás y observa el glande del clítoris.
  • Ubica tu vagina. Obsérvala al detalle. Conócela. Si te atreves introduce un dedo y nota la textura de la mucosa. Toca la parte de adelante, la que esta debajo del monte de Venus. Notarás una zona rugosa; esa es tu uretra.
  • Busca el orificio de la uretra (meato urinario). Es pequeño y a veces difícil de encontrar. Está por debajo del clítoris y por encima de la vagina.
  • Observa tu ano, mira sus pliegues.

Se delicada, no tengas prisa. Tómate tu tiempo y disfruta.

Y ahora tocarás tu suelo pélvico

Observa el espacio de piel que hay entre la vagina y el ano. Esa zona se llama núcleo fibroso central del periné o centro tendinoso del periné.

Cómo te comenté antes, el espacio que hay entre los huesos de la base de la pelvis, esta tapizado con los músculos del suelo pélvico. Pero en esta zona en particular es más fácil reconocer y palpar tu suelo pélvico.

  • Toca tu periné. Intenta hundirlo con tu dedo, nota si es elástico, si está muy rígido o si se hunde con demasiada facilidad.
  • Intenta contraer tu suelo pélvico. Observa lo ocurre. ¿Cambia algo?
  • Tose. Cuando tosas observa que ocurre. ¿Se mueve tu suelo pélvico?
  • Puja como si quisieras hacer caca. ¿Qué cambios notas en tu vagina y en tu ano?

Apunta todos los cambios que descubras y si te apetece, compártelos conmigo escribiendo al emaild.tavares@sueloconsciente.com

La información que te da esta exploración puede ser muy útil para saber cómo está tu suelo pélvico.

Photo by Charles